Skip to content

Beligerantes, ganadores y aplanados (La saga del coronel Luis Torrón IV)


 

SINOPSIS

«Ayer se celebró consejo de ministros; a la salida, la policía detuvo a los autores». Sentencias como la que precede aparecen recogidas en Beligerantes, ganadores y aplanados que son todos los que figuran en este cuarto y último libro de La saga del coronel Luis Torrón, la historia de la familia Torrón a través de la peripecia interminable de sus miembros, amigos y compañeros, así como de los conocidos con los que se han ido tropezando en sus accidentados vericuetos vitales.

Gracias a ellos, el autor alcanza y notifica a sus lectores indagación concisa de los sucesos que desencadenan grandes catástrofes en la primera mitad de siglo XX, en una Europa desavenida cuyos enfrentamientos internos se reflejan en la España oficial, lo mismo que en sus pueblos más recónditos, en sus instituciones y en la misma familia de Luis Torrón. Beligerantes, ganadores y aplanados intenta describir y penetrar algunas de las causas que conducen a la guerra civil en España y a la Segunda Guerra Mundial en el resto de Europa. Ambas conflagraciones se adivinan ya en el horizonte, van a ensangrentar el corazón del continente y a involucrar al resto del mundo.

«Avergüenza —dice otro de los protagonistas— que en nuestro país hayan podido suceder, con el silencio cómplice de quienes estaban obligados a impedirlo, escenas como las que ha presenciado Asturias en octubre del año treinta y cuatro. ¡Avergüenza que esto haya podido ocurrir!». Pero ocurrió. Isabel y María Arrieta nos dejan mirar el mundo que a ellas les ha tocado vivir.

Y con ellas, Luisito y Salvi, los hijos de Isabel Arrieta y Luis Torrón, don Ventu, Zenón de Areces, Pepeíllo el limpia, Blas Rosique, Begoña, Asís y el sinfín de personajes que desfilan ante el lector para exponer, cada uno de ellos, su particular versión.